Derechos Civiles vs Control Social

Derechos Civiles vs Control Social — Luis Santiago Calle Quirós

¿Qué son los Derechos Civiles?

La definición etimológica de la palabra derecho, según la Real Academia Española (entre muchas acepciones) es: “Conjunto de principios y normas, expresivos de una idea de justicia y de orden, que regulan las relaciones humanas en toda sociedad y cuya observancia puede ser impuesta de manera coactiva”.

Para resumir, los derechos civiles son ideas de lo que una persona (ciudadano común) merece tener en su vida. Los mismos han ido cambiando a lo largo de la historia de la humanidad, no siempre todas las personas dentro de una sociedad tienen acceso a los mismos derechos, estos son definidos, a través, de las leyes y son creados por las personas que ostentan el poder político dentro de una sociedad.

Por esto es muy común que a las personas, a lo largo y ancho del planeta, se les desconozcan algunos derechos que legalmente deben ser reconocidos, pero que en la práctica les son arrebatados por organismos gubernamentales, empresariales o criminales. En todo caso, la ley muchas veces previendo este comportamiento, contempla dentro de sus leyes mecanismos para resarcir los daños provocados por la vulneración de los mismos -aunque hayan provocado la muerte de la persona a la que le vulneraron sus derechos-.

¿Cómo se ejercen los Derechos Civiles?

Existen muchos derechos que se les han otorgado a las personas a nivel mundial y otros tantos que se les conceden a nivel local, ya sea de la ciudad, de la región o del país donde viven. Actualmente, la declaración de los Derechos Humanos establece más o menos 30 derechos -los cuales no se cumplen a cabalidad en ningún lugar del planeta-, si a estos les sumamos derechos económicos, políticos y sucesorales, podríamos establecer mucho más de 30.

“Cuando una ley no se cumple se ilustra con una frase muy amarga: es letra muerta” – Tomás Cano Montufar

La manera en que una persona ejerce sus derechos es de forma activa, realizando la acción que conlleva el derecho, por esta razón la forma de violentar el derecho a una persona es sometiendo y obligándola a ir en contra de su derecho, lo cual en todas las sociedades (antiguas o modernas), es algo que se puede hacer con suma facilidad, aunque en las leyes esté escrito que estos actos son ilegales.

¿Qué es el Control Social?

Una de las definiciones más ampliamente aceptadas sobre el control social es aquella que dice: “Es el conjunto de prácticas, actitudes y valores destinados a mantener el orden establecido en las sociedades”. Es decir, es la forma en que los grupos de poder establecen el orden dentro de una sociedad.

Este conjunto de normas siempre serán aplicadas por las personas, a través, de las instituciones sociales (políticas, militares, religiosas, económicas y culturales) usando para ello medios de adoctrinamiento o de coerción, según sea el estado en donde se encuentre la o las personas a las que se les quiera poner en orden.

¿Cómo se ejerce el Control Social?

El Control Social se ejerce desde diferentes instituciones, y parte de las leyes, reglamentos y comportamientos establecidos en una sociedad (tanto legales como ilegales). 

Como he descrito antes, desde el nacimiento se nos adoctrina para mantenernos dentro de las normas que les permitan a las élites que dirigen las sociedades mantenernos controlados, se nos enseña a obedecer normas, reglamentos y leyes para así “facilitarnos la vida en sociedad”.

De no acatar las normas, reglamentos y leyes tanto desde la temprana edad -en nuestras casas-, hasta nuestra edad adulta, alguna institución nos coaccionará con castigos físicos o psicológicos, privandonos de algún tipo de derecho o privilegio obtenido por nosotros hasta ese momento en que nos aplican la sanción por nuestras faltas cometidas.

¿Qué es la Contraloría Social?

La Contraloría Social vendrían siendo aquellas normas y mecanismos que tienen los ciudadanos para supervisar y regular el comportamiento de los funcionarios públicos, dentro de una sociedad determinada. Es un concepto relativamente nuevo y no se aplica de la misma forma en los diferentes países ni regiones del planeta.

En teoría, este concepto se ha convertido en los últimos años en la manera fundamental para ejercer lo que se conoce como democracia participativa dentro de una sociedad, siendo su aplicación compartida entre las instancias del poder público, los ciudadanos y otras instituciones sociales. Pero como es un mecanismo relativamente para la sociedad, muy pocas personas saben cómo funciona y los miembros de los grupos de poder, evitan que esto sea del uso y conocimiento público.

¿Cómo se ejerce la Contraloría Social?

Al igual que el Control Social, la contraloría social se sustenta en leyes y reglamentos, que le permiten al ciudadano común supervisar el buen funcionamiento de las instituciones políticas de su comunidad, que los funcionarios públicos estén ejerciendo correctamente sus funciones y que estos no se excedan en sus atribuciones.

Para ello, el ciudadano debe tener muy buen conocimiento de la forma en que está organizado el estado, cuáles son los pasos a seguir para supervisar el funcionamiento de las instituciones, así como los canales oficiales para dar probidad a las gestiones públicas correctas o denunciar aquellas actividades que se salgan de las normas.

Como expresé anteriormente, no todas las naciones le permiten a sus ciudadanos comunes que ejerzan la Contraloría Social, al igual que las formas en que se ejerza la misma variará dependiendo de la legislación existente, en general existen bastantes trabas para que un ciudadano tenga que gastar mucho esfuerzo, tiempo, recursos y capacidad para poder ejercer este derecho.

Deberá tener la aprobación de organismos judiciales y coordinarse con personas dentro de la administración pública que hagan acompañamiento en las labores de supervisión, lo cual agudiza mucho más la complejidad de esta actividad, algunas veces tengo la sensación que fue diseñado de esta manera, porque los grupos de poder querían hacerle creer a la comunidad que son transparentes, pero sólo de forma, más no de fondo.

Siento que es otra forma de tener controladas a las personas, haciéndoles creer que ellos son los que ostentan el poder, porque pueden supervisar a las clases dirigentes,  pero la realidad es que el ciudadano común no tiene acceso a ordenar la detención de ningún funcionario público, no puede más que denunciar mediante la protesta pública y pacífica su descontento con algún funcionario o institución del estado, aunque muchas veces se criminalice este tipo de protesta, pero eso es un tema que tocaré en otra ocasión. ¡Muchas gracias por leer hasta aquí, un saludo y que estéis bien!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: