¿Qué es y Cómo funciona el Poder?

La palabra proviene del verbo latín potere, cuyo origen se encuentra en la expresión pote est (“puede ser” o “es posible”). Lo que podemos entender como que algo sea capaz de ser, de ocurrir. En tal sentido, podemos inferir que, el sustantivo poder es la capacidad que tienen las personas o los objetos de hacer otra cosa posible.

Pero el simple concepto literario, no nos describe la magnitud de la palabra dentro de la sociedad y en la naturaleza, como sería el poder del agua, la cual es capaz de proveer vida y de modificar los objetos sólidos, desgastarlos, socavarlos, inclusive con la suficiente presión hasta cortarlos como un cuchillo muy bien afilado puede cortar papel.

En este artículo trataré de describir el poder desde el aspecto social de las relaciones humanas, apoyándome en la visión y las teorías creadas por el filósofo, historiador, sociólogo y psicólogo de origen francés Paul-Michel Foucault, que basó sus estudios filosóficos en este tema para publicar su libro Microfísica del poder.

¿Quién fue Paul-Michel Foucault?

Nació el 15 de octubre de 1926 en la capital de Francia, fue un catedrático en varias disciplinas entre las que se cuentan filosofía, historia, sociología y psicología, también impartió clases en universidades tanto de Francia como de Estados Unidos de Norteamérica. Se le conoce por sus estudios donde critica a las instituciones sociales como la psiquiatría, la medicina, las ciencias humanas, al sistema de prisiones, así como por su trabajo sobre la historia de la sexualidad humana.

Su visión sobre el poder, así como las relaciones entre poder, conocimiento y discurso han sido ampliamente cuestionadas. Durante la década de los sesenta, Foucault defendió al estructuralismo, un movimiento del que se apartó más adelante, Foucault fue considerado por el The Times Higher Education Guide en el año 2007, como el autor más citado del mundo en el campo de las humanidades de dicho año.

¿Qué es la Microfísica del Poder?

Para Foucault, el poder mantiene las relaciones entre sujetos que de algún modo, pertenecen a una asociación o grupo; y para desempeñar este control, se usan técnicas de adoctrinamiento, de dominación, y métodos para obtener la obediencia.

Michael creía firmemente que las relaciones de poder existen dentro de otras formas de cómo nos relacionamos, tanto por razones económicas, políticas, religiosas, etc. Estas relaciones son el resultado de las diferencias entre las personas en todos los estratos de la sociedad.

Para Michel Foucault, pensar que sólo las instituciones legales o ilegales ejercen el poder es algo demasiado simplistas. En occidente hoy en día, el poder no lo ejercen sólo los gobiernos o los intereses económicos (sean lícitos o ilícitos), sino también los personas de forma individual y el conjunto de la sociedad, pasando por grupos y organizaciones.

En cualquier ámbito, familiar, escolar, médico, artístico, judicial, militar, policial hasta comercial. Mientras exista una jerarquía la cual justifica una funcionalidad, existirá un manejo y control del poder, algunas veces bien utilizado, pero otras tantas completamente corrompido y amoral. Como podemos ver en las relaciones familiares en donde muchas veces se ejerce el control de los hijos, mediante la manipulación, castigo o imposición de normas y comportamientos por parte de los padres o de los que ostenten el cargo de encargados de dicho núcleo.

¿Se puede controlar el Poder?

El problema central de esta pregunta, requiere hacer uso del poder mismo, es decir una redundancia de poder, obviamente se cree que hacer uso de esto, conlleva una gran responsabilidad, que no todos están dispuestos a asumir.

Es por esto que se dice que el poder corrompe a las personas, porque al sentirse capaz de cambiar las circunstancia de los demás (y las propias) con sólo decirlo y ordenarlo, la persona encargada de ejercer el poder, comienza a actuar sobre su propia comodidad, para beneficio y lucro personal, inclusive si sus acciones o decisiones afectarán de manera negativa a otras personas.

La gran mayoría de las personas que abusa de esta capacidad, sienten que pueden hacer cualquier cosa, que las normas morales ni las leyes pueden detenerlo o prohibirle algo, ya que todos obedecen sus designios porque ellos son los que “tienen el poder”, de decidir sobre los demás, se sienten unos semidioses para los cuales, las normas sociales no se deben aplicar.

Ese ha sido el constante accionar de personas a lo largo de la historia de la humanidad, por eso es que muchos presidentes y gobernantes se han convertido en tiranos, se perpetúan en el poder y creen que son los únicos dueños de la razón y el entendimiento, que cualquiera que no esté de acuerdo con ellos es un conspirador que debe ser mínimo expulsado del círculo social en el que se encuentra, o peor aún penar por un largo camino de torturas y en el último de los casos, deberá morir, por su imprudencia.

En 1959 los psicólogos sociales John R. P. French y Bertram Raven, realizaron un estudio sobre el poder y lograron determinar cinco formas separadas y distintas de este tipo de capacidad, pero eso es un tema que posiblemente abordaré en otro momento, por ahora ¡Muchas Gracias por leerme, un saludo y que estéis bien!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: