¿Por qué las mujeres tienen la culpa de todo?

Me encontraba leyendo un corto pero terrible articulo sobre el abuso sexual de una chica que sufrió violaciones de diferentes hombres desde sus 5 años. Nathalia es el nombre de la niña que en 1999 empezó a sufrir diferentes tipos de abuso sexual y psicológicos, en la caja de comentarios me encontré con uno que en el que colocaron: “y la mama dónde estaba?”.

Ese tipo de pensamiento me hizo preguntarme: “¿y esto a qué va?” y me puse a pensar en todas las veces que se ha culpado o dejado la responsabilidad a mujeres que no tienen la culpa de nada, a saber, hombres asesinos: ¡Seguro que en casa no le cuidó bien su madre! Enfermedades mentales: ¡Mirad al monstruo que esa mujer ha dado vida! Corruptos, mentirosos, delincuentes, siempre puedes encontrar a miles de personas que dirán que la culpa es de la mujer por cómo les trataba y cómo les crió, e incluso pese en todas las veces que a una víctima se le ha culpado por el mero hecho de ser víctima o mujer (por supuesto que esto también pasa con hombres en ciertos casos)

Pero este pensamiento de que la madre, la mujer, tiene la culpa de las decisiones de otros es una idea caótica para mí, claro está que tampoco se trata de encubrir casos de negligencias parentales o de los responsables del cuidado de niñes en general, porque hay que aceptar que así como hay cosas las cuales se salen de las manos, hay cosas perfectamente evitables.

Aunque usualmente la responsabilidad siempre recae sobre la mujer, y no hablo solo de casos de abuso, sino de la terrible carga que significa cuidar de les hijes, trabajar y tener un ojo puesto en todos lados. Creemos que las mujeres tienen algún súper poder que las facultan para realizar muchas actividades, sin cansarse o equivocarse, pero no  es así.

Pareciera que la sociedad no llega a medir el gran impacto y la enorme carga de las responsabilidades con las que muchas mujeres tienen que lidiar, las cosas en general a las que se deben de enfrentar diariamente, tengan o no hijes como son las brechas salariales, el acoso callejero, entre sus conocidos varones (independientemente que sean heterosexuales o no).

Así como la discriminaciones por el simple hecho de ser mujer, en cuanto a aceptar sus argumentos, pensar en la idoneidad para ocupar cargos directivos, e inclusive en las decisiones de parejas, fecundidad y manera de vestir, que al parecer es un tema de debate público donde las propias mujeres no pueden expresar su posición, sino que deben estar sujetas a lo que dicta la sociedad, qué es correcto para ellas y sus cuerpas.

Realmente buscar responsabilidades externas a las personas que cometieron algún acto detestable, no resuelve nada, no es más que un simple desvío de carga de consciencia y encontrar respuestas a preguntas que ya  ni siquiera son necesarias.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: