Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Narco Publicidad

Luis Santiago Calle Quirós — Narco Publicidad

Estaba como de costumbre revisando mis redes sociales y me he encontrado con la curiosa imagen de un niño de 12 años celebrando su cumpleaños, lo que me llamó la atención fue la temática de la celebración, era sobre Pablo Escobar, aquel famoso narcotraficante Colombiano, quien lideró una de las organizaciones criminales más grandes y sanguinarias del mundo, creando un narcoestado, que se sustentaba en el lavado de dinero, asesinato y que el departamento de estado combatió por muchos tiempo.

Sí, lo tenían todo. Desde barbas pintadas en cartulinas, decoraciones con bolsas blancas simulando cocaína y otras drogas, copias en papel de billetes de dólares, lo más preocupante que vi fue dos niñas vestidas como si fuesen trabajadoras sexuales. Descubrir esto me descompuso realmente, no por la imprudente elección de la temática por parte de un niño que está entrando en la adolescencia, sino por lo permisivo de sus padres.

Esto me hizo pensar, ¿por qué un niño de 12 años quería una fiesta así? Entonces leí el post de la mujer que publicaba “temática de la serie favorita de mi hijo”, ahí entendí que el jóven había visto una producción de “entretenimiento” sobre el conocido y difunto narcotraficante Pablo Escobar y después de una corta búsqueda pude observar que todas estas series tienen una clasificación para más de 18, pero están disponibles fácilmente en Internet.

Desde luego, no es que yo diga que consumir una sola de estas producciones te convierte en narcotraficante, pero no es sólo una serie sino muchas series de este tipo, las que tratan y glorifican estos comportamientos (así como los normalizan). Son cientos de episodios y la mayoría relata una vida de adrenalina, lujos, miles de aventuras que cualquier joven “querría vivir” por lo fascinante y atractivas que las presentan, donde romantizan a los delincuentes haciéndoles parecer superhéroes o más bien Súper narcos invencibles, afortunados, intocables.

Es que, claro, si yo tuviese 12 años y estuviese bombardeado por estas producciones cinematográficas, posiblemente me hubiese encantado ser el superhéroe de cualquiera de estas producciones, pero ya de adulto sé que la vida no es como la relatan esas series y que, tener esa existencia no es fácil ni divertido, por más lujos y placeres que puedan obtener, no se trata de una aventura fascinante ya que el destino final será una muerte trágica o darle una subsistencia abrumadora a mis familiares.

La gente no mide las repercusiones de sus acciones, sé que no soy un referente moral -claro está-, pero el hecho que niños de 12 años e incluso de menos edad aspiren a que su ideal de vida sea la de un delincuente, en vez de la de un profesional honesto y trabajador, en mi opinión esto refleja un quiebre social profundo y marcado. Al parecer muchas personas de diferentes edades en la actualidad están siendo seducidas por aquellas vidas de ricos y poderosos, sin llegar a entender lo grave de percibir esos comportamientos como normales y saludables.

Hice una rápida búsqueda en google sobre Las mejores series de narcos, drogas y mafias y encontré muchas listas con cientos de producciones numeradas de la mejor a la peor, de las más a la menos interesante, ranking por lo sangrientas que puedan ser. Todas las puedes encontrar libres y gratis en diferentes plataformas, tanto pagas como gratuitas sin verificación de edad y en algunos de estos portales, sin siquiera el aviso de lo contraproducente de reproducir los comportamientos descritos en este tipo de producción fílmica.

En resumidas cuentas, este contenido está disponible para cualquier individuo, sin importar su edad a tan solo un clic en Internet. Si le agregamos el apoyo paterno y materno, podemos estar ante el inicio de la tormenta perfecta que derivará en un desastre. Actualmente sabemos que niños y jóvenes son influenciables (claro, también los adultos somos susceptibles a esto), pero estamos creando esta naturalidad y normalidad sobre un tema tan significativo y peligroso que puede o no afectar a tus hijes, haciendo que las generaciones de relevo apunten a comportamientos nocivos y altamente violentos. ¡Gracias por leer hasta aquí, un saludo y que estéis bien!

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: